domingo, 31 de enero de 2010

Hidroterapia Casera



La hidroterapia es una magnífica terapia de relajación, para tonificarlos músculos, piel y para mantenerse bella, si bien es cierto que esta terapia es un poco cara, aquí te enseñaremos una serie de trucos para que realices hidroterapia casera....



Hidroterapia de agua fría


Si no te gusta el agua caliente, aqui hay dos metodos con agua fría que ayudan a relajarte y sentirte mejor

  • Ducha escocesa:

Aplica un potente chorro de agua sobre tu espalda y la parte posterior de las piernas durante tres minutos.
Luego cambia a un chorro más suave de agua fría por un minuto más. Y finalmente, abrígate con toallas secas y relájate por media hora mientras tu piel se hace más luminosa y tersa.
  • Paños y compresas frías:

Primero que nada, envuelve hielo en un paño limpio y colócalo en la zona que te cause malestar.
Luego envuelve esa zona con una venda escurrida en agua fría y cubre con ella tu cuerpo. Verás como se sentirá desintoxicado y revitalizado casi al instante.





Hidroterapia para mejorar la circulación



La idea es que tomes asiento en un recipiente con agua caliente, colocando  paralelamente tus pies en otro con agua fría. Permanece por tres minutos, y luego  cambia de posición dejando tus pies en el agua caliente y sentándote sobre el agua fría.

De este modo, el cambio brusco de temperatura ayudará a activar la circulación. Si realizas esta rutina cinco veces, te servirá para combatir los problemas de estreñimiento, hemorroides o vejiga.





Hidroterapia casera contra la celulitis



Cuando te estés bañando deberás dejar caer algunos chorros de agua fría sobre las zonas en las que tengas celulitis, pero siempre y cuando sigas este orden, primero en la parte externa y luego la parte interna.


Luego deberás repetir esta práctica pero con agua tibia y para terminar, deberás dejar caer nuevamente agua fría sobre las zonas. Esta práctica es muy utilizada para la reactivación de la linfa y la sangre.







No hay comentarios:

Publicar un comentario