miércoles, 17 de febrero de 2010

Tu piel: La importancia de hidratarla y desmaquillarla.





La hidratación y los cuidados de tu piel son de suma importancia, no sólo por estética, también son importantes por salud. Una piel saludable envejece más lento, esto hace vernos más lindas y radiantes.








Lo primero que debes saber es reconocer tu piel cuando esta deshidratada, ten en cuenta estos cuatro síntomas:


  1. Si tu piel se descama, está muy seca.
  2. Si tu piel está tirante, necesita hidratación.
  3. Si tu piel está ardiendo, necesita hidratación.
  4. Si tu piel está enrojecida, está sensible.
Para todo esto, ya desde los 20 años es necesario que utilices alguna crema hidratante, es la mejor forma de prevenir las líneas de las facciones, hacer que tu piel se conserve fresca y con buena elasticidad. Ya desde los 30 es necesarios que hidrates tu piel en mañana y noche para evitar la aparición de las arrugas.

Si tu piel es delicada, es recomendable las cremas de tres algas, ya que estas son de fluido suave y son ricas en minerales y proteínas. Para que tu piel luzca fresca y ligera. Siempre es  bueno que uses refrescantes naturales como sprays de aguas termales o lociones refrescantes.

En invierno, producto del frío, las secreciones sebáceas disminuyen y con esto aumenta la resequedad de la piel, por eso es bueno tener hábitos de un buen consumo de agua y considerar imprescindibles 2 tipos de lociones para la piel, aceites anti-deshidratantes y lociones fijadoras de agua.

También es necesario considerar la importancia de desmaquillarse.

Si desmaquillamos nuestra piel a diario la dejamos respirar libremente por las noches, con esto activamos los procesos re-generativos de la piel, los cuales son más eficaces si mantenemos una piel hidratada.

Cuando limpiamos nuestra piel, además de sacarle la máscara del maquillaje y ayudarla a respirar, eliminamos las células muertas, el exceso de sebo y los residuos de polución que se acumulan durante el día. 

Es imprescindible limpiar el cutis con un algodón que arrastre bien toda la suciedad, tanto por la mañana y por la noche con un tónico facial después de un gel o una crema desmaquilladora.

No debemos olvidar hacer de estas acciones un hábito como lavarnos los dientes y lavarnos la cara.


No hay comentarios:

Publicar un comentario